Connect with us

SUSCRÍBETE

Cine

RUBEN BRANDT: EL COLECCIONISTA (CINE)

Por Roberto Carlos Gamez

Despedimos la primavera con un largometraje animado que amenaza         con meterse en nuestros sueños, se trata de Ruben Brandt: The Collector,        la ópera prima del húngaro Milorad Krstic.

Brandt, un reconocido psicoterapeuta es atormentado por sueños que       involucran a 13 de las pinturas más famosas de la historia, el amor al arte  que le fue impuesto en la infancia se convierte en un síndrome que solo      puede ser curado robando las obras en cuestión. Para esto Ruben contará con las habilidades de cuatro de sus pacientes que son especialistas en estos menesteres. En un acto de empatía enfermiza, Mimí, una acróbata que padece cleptomanía encabeza el equipo de cuatro ladrones que pasearán por el Louvre, Tate, Hermitage recolectando, entre otros, a Velázquez, Botticelli y al Elvis de Warhol.

“Debes poseer tus problemas, para vencerlos”, es el mantra que usa la pandilla mientras sustraen el Nighthawks de Edward Hopper. Naturalmente este caso será investigado por un detective, Mike Kowalsky, un hombre atormentado que busca resolver el crucigrama de su propia historia al mismo tiempo que persigue al coleccionista.

Los elementos clásicos del cine noir son aderezados habilmente con guiños al cine de Hitchcock y Kurosawa, dos de las grandes influencias de  Krstic, quién a sus 66 años no quiso desaprovechar la oportunidad de homenajear a sus ídolos en su debut como director. A lo largo de los 90 minutos de la cinta podemos ver un paisaje urbano entretejido con pinturas clásicas y referencias a la cultura pop. Una versión jazz de Britney Spears suena de fondo mientras Mimí logra burlar al detective. Cierto sector de la crítica ha juzgado estos guiños del director como un desafío a la audiencia, pues cada escena contiene referencias que no todos captarán a primera vista. Sin embargo, lo mejor es dejarse llevar en la liminalidad onírica de la cinta y estar atento a las pistas que el detective va dejando pasar.

La trama es ilógica y visceral, como cualquier pesadilla. Sin embargo, ¿No es la Venus de Botticelli una angustia hasta cierto punto deseable?

S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO

DESTACADOS

EL LECTOR DISTRAÍDO, UN ANÁLISIS PIGLIANO DEL CUENTO “INTERMEZZO” DE DAVID OJEDA (ANÁLISIS LITERARIO)

Reseñas

DE LA B A LA Z. CONTAMINACIÓN: ALIEN INVADE LA TIERRA

Columna

POSTAL DESDE EL VOLCÁN(TRADUCCIÓN)

Poesía

FÉLIX DAUAJARE: LA FE PUESTA EN LOS SENTIDOS (RESEÑA)

Literatura

S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO

Todos los derechos reservados © 2019 | Los Testigos de Madigan

Connect
S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO