Connect with us

SUSCRÍBETE

Cine

De la B a la Z // Con B de horror a la brasileña

Julián Mitre

Como ya he mencionado en ocasiones anteriores en esta columna, México es uno de los países que más cine de horror consumen en el mundo, por desgracia son las producciones de los grandes estudios de Hollywood las que suelen acaparar las salas de cine y de los hogares también, dejando un poco de lado las propuestas del resto del mundo en especial las que se hacen en Latinoamérica, donde el cine de género tiene no solo calidad sino también personalidad propia, como lo demuestra la magnífica O cementerio das almas perdidas, (El cementerio de las almas perdidas) cinta brasileña escrita y dirigida por Rodrigo Aragão, que vio la luz en 2020 y que formó parte de la programación del Macabro Film Festival 2021 (gracias a este festival conocí en 2020 la locura llamada Fried Barry, cuya reseña pueden leer AQUÍ)
La cinta inicia con Satanás dictándole a un monje las palabras para escribir el Grimorio de San Cipriano, libro que pasará por varios líderes católicos hasta que es robado por un jesuita que huye con él en barco al nuevo mundo. Atrapado en una brutal tormenta el jesuita recurre al libro –y a un sacrificio de sangre- para salvarse junto al capitán del barco y su tripulación, convirtiéndose en el líder de todos ellos y haciéndose llamar Cipriano. Los hombres llegan al antiguo Brasil donde toman una vieja abadía como base y se dedican a saquear aldeas y asesinar indígenas. La cinta da un salto en el tiempo hasta la primera mitad del siglo 20, donde conoceremos a Joaquín, un joven que trabaja en un circo de los horrores y sueña desde su niñez con una indígena que fue secuestrada por Cipriano. El circo se instala en un pequeño pueblo donde un grupo de mujeres los tachan de adoradores de Satán, los secuestran, encierran en ataúdes y llevan a la abadía para que sean devorados por Cipriano y sus hombres, en otro par de saltos en el tiempo conoceremos la historia de la mujer que lidera a los fanáticos religiosos y también la razón de que Cipriano y compañía no puedan abandonar la abadía.
La cinta ha sido catalogada como una superproducción brasileña y así es, pues cuenta con unos valores de producción bastante envidiables, muy buenos efectos especiales y maquillaje. El director, tiene otros trabajos bastante reconocidos y es nombrado en algunos medios como el Sam Raimi carioca, aunque es notorio que su mayor influencia –y a quién incluso dedica esta cinta- es José Mojica Marins, mejor conocido como Zé do Caixão
El cementerio de las almas perdidas es un paseo por la selva en compañía de caníbales, muertos vivientes, monjes renegados, sangre y magia negra, un coctel por demás interesante.

S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO

DESTACADOS

DE LA B A LA Z. CINE GORE

Columna

ESPEJO DE DOBLE FILO: POESÍA Y VIOLENCIA (RESEÑA)

Poesía

ARTE Y SOLIDARIDAD: LA IMPORTANCIA DE LAS VISIONES AFINES EN LA CREACIÓN (OPINIÓN)

Arte

LECCIONES DE NARRATIVA EN “EL HIJO DEL CORONEL” DE DAVID OJEDA. PARTE 1. Narradores. El sensible, el borracho y el sabelotodo. (ANÁLISIS LITERARIO)

Ensayo

S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO

Todos los derechos reservados © 2019 | Los Testigos de Madigan

Connect
S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO