Connect with us

SUSCRÍBETE

Columna

DE LA B A LA Z: CON E DE ESCATOLÓGICO

Julián Mitre

Noburo Iguchi es un director, guionista y actor  japonés conocido por realizar películas de género Z (filmes que mezclan el horror,  el gore y el humor negro con temáticas grotescas) que tiene en su haber más de una veintena de trabajos.

Entre sus obras más conocidas tenemos: The Machine Girl que cuenta la historia de una estudiante de secundaria con un arma super poderosa en lugar de brazo que utiliza para vengar a su hermano asesinado por un grupo de yakuzas; y RoboGeisha un delirante filme con mujeres mitad máquinas que lanzan ácido de los pechos,  y tienen cuchillas en las axilas y misiles en los codos.

Pero sin duda la más extraña y repugnante de sus películas es Zombie Ass: Toilet of dead. Realizada en 2012 la cinta cumple con lo que anuncia: traseros y zombies.

El filme inicia en el laboratorio de un científico que golpea a un zombie hasta hacerlo vomitar con el fin de que su joven hija coma el contenido. Pasamos después a una intro cuya música y estética nos hacen pensar que veremos un grindhouse nipón, pero Zombie Ass va más allá.

Un grupo de dos chicos y tres chicas, entre ellas  Megumi -una estudiante atormentada por la muerte de su hermana- viajan al bosque para pescar truchas con el fin de extraer sus parásitos, ya que corre el rumor de que estos son el secreto de las supermodelos para mantenerse delgadas. No pasa mucho antes de que el grupo se encuentre con un zombie que muerde, como debe ser, al más isportable de los chicos, luego de lo cual Megumi le rompe el cuello con una poderosa patada de Karate. En busca de ayuda los jóvenes llegan a un pueblo cercano y es aquí cuando todo se sale de control. Una de las chicas, la única que ha comido el dichoso parasito, siente un malestar estomacal que la obliga a buscar un retrete. Sus gases parecen despertar a los habitantes del pueblo, todos ellos convertidos en zombies y bañados en excremento.

Parásitos fálicos al más puro estilo hentai, vómitos, flatulencias tóxicas, zombies caminando en cuatro patas, anos con colmillos, más vómito, algunos desnudos, un científico loco y su hija ninja, son los ingredientes perfectos para crear una de las películas más escatológicas del cine japonés, apta solo para los fanáticos del gore con el estómago más fuerte.

S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO

DESTACADOS

ESPEJO DE DOBLE FILO: POESÍA Y VIOLENCIA (RESEÑA)

Poesía

DE LA B A LA Z. CINE GORE

Columna

ARTE Y SOLIDARIDAD: LA IMPORTANCIA DE LAS VISIONES AFINES EN LA CREACIÓN (OPINIÓN)

Arte

PASAD QUE ESTÁ BARRIDO: EL OSO HORMIGUERO DE MIRAFLORES (ENSAYO)

Ensayo

S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO

Todos los derechos reservados © 2019 | Los Testigos de Madigan

Connect
S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO