Connect with us

SUSCRÍBETE

Columna

}}}pssst, pssst, Madigan… (78)

Alejandro García

…debo confesar mi dependencia de los libros. Buena parte del encierro ha sido más severa porque no podía tener novedades o comprar algún ejemplar que me sorprendiera. Hace rato que dejé de meter el plástico a internet y lamento que las grandes librerías suspendieran el pago en los Oxxo o los K, negocios a mi alcance. Confieso que en nuestra ínsula argentífera ahora agredida por terremotos que no sabemos si son de mala mina o de peor falla geológica, que las tiendas de autoservicio en algo mitigaron esa ausencia. Desgraciadamente la sección de libros de Walmart bajo el logotipo de Gandhi es verdaderamente lamentable, Soriana nunca se ha caracterizado por poner atención a las publicaciones y Sams hace rato que dejó de ofrecer las novedades de Alfaguara en pasta dura (una de las muchas malas consecuencias del precio único) y ahora navega con unos títulos que me hacen preguntarme si estoy en este mundo, porque no encuentro una relación posible con ellos. Después de los primeros meses se abrieron centros comerciales como Sanborns y Liverpool, que mantienen una sección constante y que a veces nos entregan verdaderas joyas. En el primero, por ejemplo, puede comprar algunos ejemplares de la colección Compactos 50 de Anagrama, con un misterioso descuento. Creo que la marca de rebaja es que no porten el precio. Ahora por fin han abierto las librerías, pero en ese parpadeo de semáforos se suele uno encontrar con una oferta que no ha incorporado novedades. En todo esta vorágine que ha provocado la pandemia y en esta lucha de percepciones que tratan de imponerse en lo social, más preocupadas por las elecciones del próximo año que por la salud de la gente, me llama la atención la labor que ha encabezado Paco Ignacio Taibo II al frente del Fondo de Cultura Económica, una empresa que nosotros creíamos se había fundado para brindar libros baratos, pero que alguna vez su fundador dijo que buscaba editar libros que abonaran a una cultura económica, es decir un conocimiento de la economía y no tenía nada que ver con los bolsillos de los posibles clientes. Como se recordará, ante la renuncia a encabezar la empresa por parte de Margo Glantz, el presidente nombró a Taibo II, lo que llevó a la polémica, especialmente cuando el escritor hizo alguna referencia a una situación con el lenguaje que, los que lo hemos seguido sabemos e incluso festejamos, usa cotidianamente. La descalificación a partir del lenguaje escaló a su calidad de escritor y a su negación como posible editor. El odio que condenó la incorrección o la “indecencia” ocultó la más de las veces una pelea ideológica o un peligro inminente a perder posiciones dentro tan jabonoso espacio de la cultura. Al fin de cuentas, todo este movimiento político y pandémico ha traído a la vista del que quiera verlos las grandes dependencias del campo cultural con respecto al Estado. En ese momento no se dijo del noble papel de Paco Ignacio Taibo II en la promoción de la novela policiaca en nuestro país y en el mundo y de su rol de paradigma del género dentro de nuestro país. En los años 80 dirigió algunas colecciones de novela policiaca. Creo que las tres virtudes que veo yo a la gestión del autor de Cosa fácil y No habrá final feliz son: uno: claridad en los criterios editoriales: se han abierto las limitadas ─y a veces agonizantes─ colecciones Popular y Breviarios, conservando las otras que ya tenían un amplio historial como las obras de historia, filosofía y lengua y estudios literarios. Se han mantenido los clásicos de la editorial, se han eliminado los excesos, por lo general ligados con intereses políticos o con negocios propios de los hombres que debían fidelidad a la empresa. En esa apertura se da entrada a numerosas visiones que antes podían considerarse como peligrosas al gobierno en turno. Se publican además obras que injustamente han permanecido inéditas o condenadas a mantenerse a perpetuidad en editoriales marginales. Dos: producciones que acompañen ese viraje desde la dirección: da gusto poder adquirir la reedición de La sabiduría de los bárbaros. Los límites de la helenización de Arnaldo Momigliano y tener a la mano una nueva edición de Rafael Buelna. Las caballerías de la Revolución de José C. Valadés o la incorporación de La rebeldía de pensar de Óscar de la Borbolla a Breviarios. Es novedoso Taberna y otros lugares del inmenso poeta guatemalteco Roque Dalton y Antologia personal de ese extraordinario cuentista Julio Ramón Ribeiro, me emociona ver de nuevo El cañón de Juchipila de Tomás Mojarro, el mayor escritor zacatecano vivo, me entusiasma poder contar de nuevo con Hamburgo en las barricadas de Larisa Reisner, poder leer esos dos magnos ejemplos de novela: Moleste a Jack de Norman Spinard y El último Hammett de Juan Sasturain. Y para corroborar por dónde masca la iguana: El pequeño ejército loco de Gregorio Selzer y Mirando a los ojos de la muerte. Las mejores crónicas de Pepe Reveles de José Reveles. Todos ellos en colección popular, donde además ha roto con la tradición de ser siempre (antes) libros de bolsillo. En historia podemos encontrar Francisco J. Múgica. El presidente que no tuvimos de Anna Rivera Carbó, en Lengua y estudios literarios Traducir. Defensa e ilustración del multilingüismo de François Ost. Y por último me encanta el volumen que forma de un proyecto que viene de hace tiempo La comunidad de Bithedale de Nathaniel Hawthorne. Tres: por último, en días pasados Jorge Humberto Chávez compartía en facebook que había recibido pago de regalías por parte de su editora (FCE), suceso extraordinario no sólo ahora, sino en la historia de la industria editorial, donde son contados los casos de los que reciben este pago por sus derechos de autor. Lo sabemos, oh, Madigan, las muchas editoriales que no pagan regalías o te mandan a casa con tu diez por ciento de ejemplares, oh, sí, canastos coronados, bien contentos porque hemos publicado y de allí a la fama, nada más un brinquito…       

S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO

DESTACADOS

DE LA B A LA Z. CINE GORE

Columna

ESPEJO DE DOBLE FILO: POESÍA Y VIOLENCIA (RESEÑA)

Poesía

ARTE Y SOLIDARIDAD: LA IMPORTANCIA DE LAS VISIONES AFINES EN LA CREACIÓN (OPINIÓN)

Arte

PASAD QUE ESTÁ BARRIDO: EL OSO HORMIGUERO DE MIRAFLORES (ENSAYO)

Ensayo

S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO

Todos los derechos reservados © 2019 | Los Testigos de Madigan

Connect
S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO