Connect with us

SUSCRÍBETE

Cuento

SELFIE CON PANORAMA GENERAL

Jesús Navarrete

Cada vez pasaba más tiempo frente a la máquina, y la máquina lo absorbía, le roía el pensamiento. No le quitaba mucho, pero anulaba su imaginación, mordisqueaba las ideas, arrancaba pequeños trozos de aquí y allá y le dejaba solo frases inconexas, saltos de un tema a otro, lugares comunes que se revolcaban como un pez fuera del agua.

Y ahora no pasaba nada. Nadie tuiteaba.

Un instante había durado todo ese tiempo. Como si toda una vida hubiese nacido y se hubiera desarrollado para luego esfumarse completamente ajena al melodramático ejercicio de su autoridad moral de simple observador.

El día le mostraba los dientes: pérdidas humanas, daños materiales. Toneladas de acontecimientos sepultando otros acontecimientos: las inundaciones en Italia dejaron dos muertos y daños millonarios, un sismo de seis grados sacudió Tailandia, el fin de semana dejó 40 homicidios y 23 muertos en las carreteras del país…

─Hay demasiados autos, pero la industria automotriz aún tiene metas por alcanzar.

Hay un montón de cosas en las que uno no tiene que pensar para conservar la cordura… El ruido que produce la caída de las células muertas de la piel, por ejemplo, o el crujido de su delicada materia en las hipotéticas fauces de un ácaro.

…El discreto bullicio de las bacterias usufructuando el organismo, el sibilino trazo de su recorrido a través del cuerpo. Peculiar convivencia. Largas, aparentes treguas. Apocalipsis de desinfectantes contra esos microscópicos golpeadores. Su tarea es la erosión. Nuestra tarea es la erosión. Siempre hay algo, alguien, a quien le resultamos pequeños, o siempre hay algo o alguien que nos parece grande. El trabajo es minar, destruir.

No había necesitado llegar a viejo para comprobar lo ilusorio de la vida. Lo había comprobado tan pronto que probablemente, cuando envejeciera de verdad, volvería a tener alguna esperanza.

─La vida es tan rica. Debiera ser más fácil hacerse de medios para disfrutarla ─pensó.

Pero no es así. La vida es dura competencia para unos, tedio insoportable para otros, éxtasis, afrenta, locura, tortura. La vida es un camino diverso. Hay luces, hay sombras; respiras, te asfixias. ¿Quién no anhela el viaje? ¿Quién no sueña con las pausas en el camino? Detenerse, descansar, no es para siempre. ¿Tampoco es eterno el trayecto?

El personaje de la novela que estaba leyendo ya se había casado, tenía dos hijos, había emprendido una expedición, incluso había matado a otro hombre, antes de los treinta años.

─Nosotros a los 30 años queremos seguir jugando. No queremos tomarnos nada en serio ─reflexionó.

Pretendía razonar sin saber muy bien lo que quería decir. Mejor no decir nada. Pero todo el mundo vive esperando explicaciones o tratando de darlas. Nunca nada queda claro. Siempre hay espacio para la duda. Nos sentimos más cerca de la verdad cuando nos enteramos de que estábamos equivocados. Como si no supiéramos que la verdad no es más que una versión distinta de los hechos.

Miró por la ventana. El cielo estaba limpio. Algunos cirros se irisaban con el sol. Nada ensombrecía el panorama. Del otro lado de la calle caminaba un hombre sosteniendo las correas de dos perros y una bolsa con excrementos.

¿Acaso el sentido de la vida no puede ser algo más que el modo en que superamos las complicaciones que acarrea vivirla?

De cualquier modo, estaba tranquilo en su casa mientras en aquel lejano país le habían quemado con ácido la cara a una chica.

S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO

DESTACADOS

DE LA B A LA Z. CINE GORE

Columna

ESPEJO DE DOBLE FILO: POESÍA Y VIOLENCIA (RESEÑA)

Poesía

ARTE Y SOLIDARIDAD: LA IMPORTANCIA DE LAS VISIONES AFINES EN LA CREACIÓN (OPINIÓN)

Arte

PASAD QUE ESTÁ BARRIDO: EL OSO HORMIGUERO DE MIRAFLORES (ENSAYO)

Ensayo

S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO

Todos los derechos reservados © 2019 | Los Testigos de Madigan

Connect
S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO