Connect with us

SUSCRÍBETE

Literatura

Eterno femenino

Christian Ramos Castro

La presencia de las mujeres creadoras en la narrativa es fundamental. La diferencia entre las palabras escritas por el género masculino y femenino creo reside en que ellas profundizan más en las relaciones interpersonales y logran una íntegra capacidad de introspección. En cambio, el otro se concentra en la búsqueda, choque o encuentro con las diversas manifestaciones que representan el dominio y uso del poder.

En particular, cuatro mujeres han sido pilares en mi desarrollo, ya que tienen esa característica de mezclar realidades, personajes, anécdotas, recuerdos y ficciones. Sylvia Plath, con cabal y profundo contenido autobiográfico en algunos de sus cuentos, sobre todo su novela The Bell Jar, y esa avidez por otear y consignar su experiencia vital tan similar a cuando se encuentra alguien en un precipicio tentando a lanzarse al vacío, oscila entre lo sublime y lo trágico.

Lucia Berlin, cuya gran parte de su obra es autobiográfica, característica de la literatura del yo, autoficción, con la constante de mostrarnos en realidad que la vida es cabrona, el dolor de las rutinas de nuestras vidas, y la abrumadora melancolía. Su obra contiene giros inesperados tan parecidos a de pronto, durante un trayecto, estrellarse la cabeza contra el parabrisas del auto, en un repentino frenar. Leer a Berlin es una invitación a intentar esbozar una sonrisa con la quijada dislocada; pese a toda adversidad, hay que buscar el lado irónico de las cosas.

Alice Munro, que escribe sin exhibiciones ni énfasis retóricos, y cuya preocupación está centrada en la precisión verbal y artística que, al tiempo que delimita, se expande en sutilezas y matices. Este es el tipo de destellos que, sin complicar la sencillez, caracterizan su prosa y sus relatos, con un excelente oído para elaborar o reproducir de forma fidedigna diálogos.

Guadalupe Nettel tiene una capacidad extraordinaria para el lenguaje, suficientemente transparente y sin rebuscamientos, empleándolo engañosamente sencillo. Tiene un ritmo perfecto, frases donde no sobra ninguna palabra. Y ese mundo interior sólido que da pauta para escribir historias genuinas y perturbadoras, con personajes inadaptados, outsiders.

El común entre estas cuatro escritoras es que logran observar y narrar la condición humana y sus contrariedades, con precisión quirúrgica, profundidad e intensidad.

S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO

DESTACADOS

DE LA B A LA Z. CINE GORE

Columna

ESPEJO DE DOBLE FILO: POESÍA Y VIOLENCIA (RESEÑA)

Poesía

DE LA B A LA Z. LA TETRALOGÍA DE PEDRITO FERNÁNDEZ

Columna

ARTE Y SOLIDARIDAD: LA IMPORTANCIA DE LAS VISIONES AFINES EN LA CREACIÓN (OPINIÓN)

Arte

S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO

Todos los derechos reservados © 2019 | Los Testigos de Madigan

Connect
S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO