Connect with us

SUSCRÍBETE

Columna

Poesía entre lilas || Elsa Cross: Adenium obesum

Irene Ruvalcaba

Rojo terciopelo de topacio tornasol, como el día y su sombra púrpura. El nacimiento del nombre se parece a la cadencia del que olvida lo que canta, punto intermedio, objeto transicional que va de la penumbra del sueño a la oscuridad de la vigilia, del amor al vértigo y de la mudez al silencio. Vigía que cuenta los secretos como las estrellas de mar cuentan sus brazos. La soledad se entretiene en los cabellos de Medusa mientras bebemos de nuestras copas servidas hasta el borde.

Más rojo bajo el sol1, con letras líquidas, dibuja una unión que es más un viaje hacia las fauces interiores. Elsa Cross escribe el recorrido: “La tarde brilla en el vino / y en el mantel mojado” ¿Espejo? No. Realidad aumentada con danzas ceremoniales y ojos que vibran. La advertencia primitiva que reconoce por primera vez el aroma del silencio “en palabras que sabemos / y no decimos”.

Tanteo como mantra de estelas calientes, el corazón bombea más y más rápido la sangre de nuestros ancestros, la historia siempre se repite “en el canto ambulante / y las cuerdas que rasga”, canción que nos embriaga y nos embarga. Soledad es una palabra que brilla desde adentro.

Húmeda de tanta sed, la tierra prometida flota entre las aguas, ahí donde habita la verdad, se enciende la luz en las voces como las hormigas sedeñas en las hojas del almendro. El camino de los guerreros que vuelven, otra vez, a su hogar que es el mundo. El rostro como marea de otros rostros mientras tu voz tirita “en el jardín del templo / y la boda que empieza” y lo que estaba oculto se oscurece en el lado más claro de la isla.

La embriaguez aclara nuestra vista y todo aguarda en el cántaro y estalla como flores de fuego. De andar tanto no recordamos los pasos y enceguecidos por la iluminación del día no vemos ningún futuro. Cabe así toda la vida en el punto que no es final ni es principio, “en el sol que se acuesta / con el agua”.

Es esa nuestra parte en el afogo de los años que se acumulan como leños, ahí donde arderá la sabiduría acumulada, donde brotará la hierba en sus cenizas y, pasada la tarde, quedarán las hojas amarillas.

1 Elsa Cross, Más rojo bajo el sol. Poemas sobre el vino, Vaso Roto, Madrid, 2015.

Ilustración por Ilse Ovalle.

S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO

DESTACADOS

DE LA B A LA Z. CINE GORE

Columna

ESPEJO DE DOBLE FILO: POESÍA Y VIOLENCIA (RESEÑA)

Poesía

DE LA B A LA Z. LA TETRALOGÍA DE PEDRITO FERNÁNDEZ

Columna

ARTE Y SOLIDARIDAD: LA IMPORTANCIA DE LAS VISIONES AFINES EN LA CREACIÓN (OPINIÓN)

Arte

S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO

Todos los derechos reservados © 2019 | Los Testigos de Madigan

Connect
S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO