Connect with us

SUSCRÍBETE

Columna

Poesía entre lilas || Pilar González España: Begonia grandis

Irene Ruvalcaba

Cumulonimbos amarillos cubren los campos, apenas el silencio en su verdor detiene su pesada consistencia. Muéganos de polen, caricias de paciencia. La mirada a cada instante es un acto fantástico, sólo se limita a sí misma, la suave metáfora del ojo-parpadeo.

Ahora, es decir, en este preciso momento, las mariposas reanudan su labor frente a las flores y su torpe baile aún persiste cuando se levanta el sol. La poeta Pilar González España murmulla entre los campos para que su canto se conserve en los estambres, para nacer en otras flores y revivir las cuentas de los rezos. De ahí viene su pro-ética, de ahí su concilio y su pregunta. Luego una sabia responsiva, carta con destinatario universal.

“Hoy en día nos aquejamos de una pérdida de sentido del lenguaje, de la columna vertebral de sentido que sostiene al mundo.1” El murmullo se ramifica en nuestros cuerpos enjambrados de ecos, como la casa en la que amarran a la lengua para que no muerda a los niños vecinos. El lenguaje es movedizo relojero que maneja el tiempo ajustando las manecillas de su significado.

En los campos de amarillas camas lo que se dice calla y el organismo de los amorosos vuelve al silencio. El arte toma una forma nueva y, el camino, aunque abierto, conduce al desierto de las calles. “A pesar de una eclosión y profusión de producciones literarias ocurre, sin embargo, que hay una indecisión extrema a la hora de saber hacia dónde encaminarse, en definitiva, qué y cómo decir.”

Palabrería la nada, angustiosa boca indecisa, en la angosta cueva del existir un hilo de palabras que conduce al acantilado de los ritmos interiores. Pero hay una extraña (¿o familiar?) esperanza en la ilusión que la mirada provoca, esa que se queda prendida a la memoria como la marca de la mariposa embarrada en el asfalto.

La poeta cierra su gestalt con voz imperativa: “Un arte poética debería situar al creador en el eje central del mundo, donde coinciden plenamente lo ético, lo poético y lo auténtico.” Las nubes más tarde o más temprano han de volver a su simiente, entonces la ética será prótesis; la poesía, canto de las flores y; la realidad, sólo color.

1 Pilar González España, Mujeres en su tinta. Poetas españolas del siglo XXI, Editorial Antemporia, 2009, México.

*Ilustración de Ilse Ovalle.

S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO

DESTACADOS

DE LA B A LA Z. CINE GORE

Columna

ESPEJO DE DOBLE FILO: POESÍA Y VIOLENCIA (RESEÑA)

Poesía

DE LA B A LA Z. LA TETRALOGÍA DE PEDRITO FERNÁNDEZ

Columna

ARTE Y SOLIDARIDAD: LA IMPORTANCIA DE LAS VISIONES AFINES EN LA CREACIÓN (OPINIÓN)

Arte

S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO

Todos los derechos reservados © 2019 | Los Testigos de Madigan

Connect
S U S C R Í B E T E

Sé TESTIGO